La teoría del K.O.

El domingo presenciamos un agrio, amargo y hasta vulgar debate entre el republicano Donald Trump (nada que no pudiéramos esperar, conociéndolo) y la demócrata Hillary Clinton.

Sexo y mentiras fueron la tónica, con independencia de las preguntas planteadas a ambos candidatos, quienes confirmaron sus respectivas posiciones en el espectro político de Estados Unidos.

El desequilibrado del peluquín amarillo, furioso, bufaba para contener la ira, lo que no le impidió expresar (casi) sin freno su bajeza.

La candidata demócrata, conocedora de la política, tuvo mayor control, aunque sí se enganchó en más de una ocasión.

Como sea, a cualquiera que haya visto esa terrible exhibición, sea o no estadounidense, le quedó claro que el sujeto que se dice millonario, no está capacitado para ocupar un delicado cargo como el de presidente de Estados Unidos.

Prueba de ello fue la desbandada de republicanos que se produjo no bien terminado el encuentro entre candidatos. Muchos políticos con experiencia y carrera, manifestaron claramente que no apoyarán más a su candidato presidencial, al considerarlo incapaz de ejercer el cargo al que aspira.

Peor aún, ante la evidencia del lenguaje soez y procaz que utiliza para referirse a las mujeres, muchos republicanos decidieron marcar su línea y dejar claro que, a pesar de su forma de pensar bien conocidos, ellos en lo particular, jamás ofenderían a la mitad de la humanidad como lo hace este maníaco.

Al terminar el debate, la sensación que quedó fue de duda, en cierta forma. La pregunta fue “¿por qué Hillary no quiso o no pudo noquear al enemigo? Lo tenía contra las cuerdas, exhausto e incapaz para responder y ella solamente necesitaba unos cuantos golpes para el Knock Out (K.O.) y correr sola a la Casa Blanca, ya sin contratiempos.

La respuesta sólo la puede tener ella. Cualquier otra explicación, se reduce al mundo de las especulaciones.

No obstante, en el ejercicio de libre análisis, algunos mantienen teorías interesantes. Por ejemplo, una analista política se preguntaba anoche si no sería una estrategia calculada.

La lógica para este movimiento es la siguiente: conocedora de su abrumadora superioridad política sobre el contrincante, ella lo dejó vivir para continuar la campaña con cierta oposición que puede manejar sin problema y sin comprometer su triunfo.

Esto, para evitar que al “matar” políticamente a su oponente, el Partido Republicano se decida a cambiar de candidato, como se ha especula cada vez con más insistencia. Porque si este fuera el escenario, el candidato natural sería, sin duda, Mike Pence, actual aspirante republicano a la vicepresidencia.

Según este análisis, eso sería un riesgo para Hillary mucho mayor que Trump, porque a diferencia de éste, el exgobernador de Indiana sí es un político serio y tradicional, que representaría una competencia política importante. Lo peor es que Pence es igual o más radical que Trump.

En la propia noche del debate, otra analista política en una de las cientos de mesas de análisis que se prepararon, advertía que varios ejercicios internacionales nos muestran hoy en día cuán importante es mantenerse haciendo campaña hasta el mismísimo día de las elecciones.

Ahí están las sorpresas generadas por el Brexit y por el plebiscito respecto a la paz en Colombia. Ambos, eran ejercicios que se daban por ganados de antemano y al final, sorpresivamente, se perdieron.

Así pues, se supone que cualquier candidato en Estados Unidos, tendrá que mantenerse en campaña hasta el último minuto, sobre todo buscando la manera de que lo sigan los jóvenes, enorme sector que no se siente exactamente identificado con una sexagenaria ni con un septuagenario.

Sea cualquiera la razón, lo cierto es que en el debate vimos cómo creció la distancia entre ambos candidatos, simplemente porque uno no tiene capacidad política y la otra sí.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s