Indeseable y, encima, invitado

El ABC de la política marca evitar en lo posible cualquier encuentro con el enemigo, especialmente cuando se trata de un enemigo violento, ruin, bajo, estridente, visceral, neonazi y con peluquín amarillo bilioso.

Cualquier político de pueblo, sabe que, si no es estrictamente indispensable, es mejor no tratar con un individuo de esas características y mucho más, si el déspota en cuestión se siente dueño del mundo, superior a uno y se ha dedicado a vituperar a los connacionales del político de pueblo.

Por eso sorprendió gravemente la presencia del animal Donald Trump en México ¡invitado por la Presidencia de la República!

¿Cómo puede ser posible que la institución que representa los intereses de todos los mexicanos, haya invitado a este deschavetado a venir aquí?

Después de como se ha expresado sobre los mexicanos, lo menos que podría pensarse es que se le cancele el derecho de entrar a territorio mexicano y se le trate como “persona” (¿es en realidad una persona?) non grata, por todo el vituperio que ha hecho de México.

Sin embargo, se le invita a la Residencia Oficial de Los Pinos a dialogar, como si se tratara de un individuo racional y civilizado, cuando sabemos que su alma neonazi lo único que alberga es odio contra México y los mexicanos.

Para una cosa como ésa (me refiero a Trump), el respeto no cabe en su lenguaje y mucho menos en su enana mente, porque se cree superior ¡y todavía lo invitan!

Como era de esperarse, se comportó de manera soberbia y ruin, creyéndose superior a todos y reitera que el muro que ha planteado se construirá y reitera toda su verborrea racista y miserable, precisamente en la casa del presidente de México.

La pregunta obvia es: ¿a quién se le ocurrió la peregrina idea de invitar a un miserable retrógrada como ése a México? ¿Para qué? ¿Acaso no calcularon que iba a venir a burlarse de México y los mexicanos como lo ha venido haciendo en Estados Unidos, pero ahora aquí, precisamente en México, como para demostrar qué clase de basura es?

Para el sujeto del peluquín ridículo y amarillo bilioso, el de hoy fue un día de triunfo. Por si le hiciera falta demostrar más machismo ante sus fanáticos seguidores republicanos, se le presenta la oportunidad de restregarle en la cara al representante de México todo lo que ha venido diciendo sobre nuestro país y se le pone la alternativa perfecta para hacerlo impunemente.

¡Qué vergüenza!

Se trata de un error de cálculo político que no habría cometido ni el alcalde más inexperto de la población más minúscula.

¿De qué sirven entonces todos los elegantes grados académicos de los asesores del presidente? ¿Para cometer errores políticos de kinder? ¿Para exhibirnos ante el mundo, por no ser capaces de poner en su lugar a este energúmeno y en cambio portarnos civilizados con él, como si se lo mereciera?

¡Qué lástima que no se hayan dado cuenta a tiempo de que esta porquería humana es indeseable y todavía lo invitan!

Deja un comentario

Archivado bajo Política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s